Saltar al contenido →

5 razones por la que no pierdes grasa

Cuando una persona no logra perder grasa suele recibir un único consejo:

Si no pierdes grasa es porque sigues comiendo muchas calorías. Debes comer menos.

En parte es cierto, pero mencioné en muchos artículos (como éste) que hay otros factores además de las calorías.

Hoy quiero hablar de otras razones por las cuales podrías no estar perdiendo grasa, aún intentándolo.

5 razones por las que no pierdes grasa


#1 Comes muchos alimentos procesados

Como ya mencioné en muchos artículos, el gran mal de la alimentación actual son los productos procesados.

No solamente tienen ingredientes de dudosa procedencia (y potencialmente dañinos), si no que además tienen baja densidad nutricional y son muy adictivos.

El resultado de comer muchos alimentos procesados es hambre constante, debido a la falta de nutrientes y a la deficiencia de proteína en estos productos.

Los productos procesados te aportan muchas calorías y muy poco nutrientes.

Mejor opta por una alimentación más natural, como menciono en éstos artículos:

Mejora tu alimentación y pierde grasa (Parte 1)
Mejora tu alimentación y pierde grasa (Parte 2)

#2 Comes muchos carbohidratos

Los carbohidratos aumentan la secreción de insulina e inhiben los procesos de quema de grasa. Una dieta muy alta en carbohidratos, en personas poco activas, puede derivar en hiper-insulinismo crónico y resistencia a la insulina.

Los carbohidratos refinados son tu enemigo: harinas (pan, galletas), pastas, bollería, dulces, etc.

Puedes incluir carbohidratos de buena fuente: como frutas, hortalizas, y tubérculos, pero siempre en cantidades acorde a tu actividad física.

Si quieres saber cuántos carbohidratos deberías comer, visita éste artículo.

#3 Te mueves poco

La actividad física es importante. No sólo te ayuda a quemar calorías, si no que también promueve un entorno hormonal favorable para la quema de grasa.

Si no haces actividad física, te recomiendo empezar leyendo estos artículos:

Por qué deberías moverte, y como empezar (parte 1)
Por qué deberías moverte, y cómo empezar (parte 2)

También te recomiendo leer mi artículos sobre ejercicios corporales y HIIT:

Entrena en casa: todo lo que necesitas (con videos)
HIIT: Entrenamiento quema-grasa

Si te interesa, también tengo para ti un regalo: un plan de entrenamiento de 8 semanas para hacer en tu casa:

libro
Click para obtener el plan gratis

#4 Duermes mal y/o estás estresado

El estrés de la vida moderna produce niveles elevados de cortisol durante todo el día, y ésto se traduce en una mayor tendencia a acumular grasa.

Si estás durmiendo poco o mal también vas a tener complicaciones para perder grasa. La mala calidad del sueño está asociada a bajos niveles de leptina, por lo que vas a tener problemas para sentirte saciado (y vas a tender a comer más).

A su vez, dormir mal aumenta tu estrés, por lo que podría generarse un círculo peligroso. Conclusión:

  1. Si estás estresado: puede ser útil alguna técnica de meditación y/o relajación.
  2. Si estás durmiendo poco: intenta acostarte más temprano. Si tenés tiempo para alguna siesta, aprovechalo también.

#5 Estás estancado y necesitas tomar otras medidas

La pérdida de grasa no es lineal, y el estancamiento es inevitable. Si has perdido mucho peso es normal que un día te estanques.

El motivo principal es que tu metabolismo se hace más eficiente y quema menos calorías, por lo que la misma dieta ya no te sirve para perder peso.

La solución no es comer menos, si no tomar las medidas adecuadas para reactivar tu metabolismo.

Lee éste artículo: rompe el estancamiento en la pérdida de grasa.

Publicado en Alimentación

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *