Saltar al contenido →

Ayuno Intermitente: pierde grasa con menos esfuerzo

¿Cansado de renunciar siempre a tus alimentos favoritos?

¿Cansado de pasar hambre todo el día y no perder peso?

¿Cansado de dedicar más tiempo a la cocina y a lavar los platos que a tus hobbies?

Lo sé, lo sé. Todos pasamos por eso.

Hoy te traigo una estrategia ganadora: el Ayuno Intermitente.

Ésta estrategia te permitirá librarte para siempre de todas las preocupaciones en torno a la comida, y hará que pierdas grasa con mucho menos esfuerzo. Te contaré mi experiencia y verás que realmente es algo espectacular. Además, es muy facil de aplicar.

 

Ayuno Intermitente


El ayuno intermitente no es una dieta.

Es sólo un protocolo en donde se establecen horarios de ayuno y horarios de alimentación, sin restringir demasiado lo que comes en ese horario. ¿No suena genial esto último?

Algunas ventajas del ayuno intermitente (¡te diré más al final del artículo!):

  • Facilita la quema de grasa, principalmente por la disminución de la insulina en sangre.
  • Reduce el hambre, porque tus niveles de glucosa se mantienen estables
  • Ayuda a reducir las calorías que comes
  • Te preocupas menos por la comida, ya que no estás comiendo todo el dia (el ayuno intermitente va a ser tu liberación)
  • Mejora la absorción de nutrientes, por un aumento de la sensibilidad a la insulina
  • Mejora la capacidad de autocontrol
  • Muchos más. Lee hasta el final del artículo para conocer más detalles.

Verás que el ayuno intermitente es muy simple de aplicar. Y te puede cambiar la vida. Para siempre. 

 

Cómo hacer Ayuno Intermitente


Existen múltiples protocolos de ayuno intermitente. El más conocido es el 16/8, que quiere decir lo siguiente:

Tomas un período 24hs, y:

  • Ayunas durante las primeras 16hs (tomas agua, e infusiones sin azúcar)
  • Comes en las 8hs restantes.

Y repites el proceso el día siguiente.

¿Suena dificil, verdad? 

Pero no es así. Imaginemos que decides comenzar a probar el protocolo 16/8. Entonces haces lo siguiente:

Cenas a las 20hs. Al día siguiente:

  • Te salteas el desayuno y directamente comes el almuerzo a las 12hs (ya ayunaste 16 horas, ¡felicitaciones!)
  •  Entre las 12hs y las 20hs es el horario que puedes comer (período de 8 horas de alimentación)
  • Al día siguiente repites lo mismo, y así sucesivamente.

Es tan simple como eso. Aquí te lo explico de manera más gráfica:

ayuno 16/8

Como verás, ¡gran parte del período de ayuno estás durmiendo! Y podría ser más: yo tomé el ejemplo de una persona que duerme 8 horas. Si eres de los afortunados que duermen más, mejor.

Existen más protocolos, pero todos funcionan de la misma manera (por ejemplo el 12/12).

 

Mi experiencia


Yo experimenté primero con el protocolo 12/12 durante unas semanas y tuve buenas experiencias. Me resultó muy fácil.

Una vez adaptado, probé el protocolo 16/8 y mi vida cambió para siempre. No siento hambre durante las horas de ayuno y no dependo de la comida: no tengo que llevar un tupper a ningún lado ni tampoco tengo que comprar nada. Sólo me preocupo por comer bien durante las 8 horas de alimentación y listo.

A la hora de comer, me preocupo mucho menos, porque es muy difícil pasarte de las calorías cuando sólo comes en 8 horas. Al final termino haciendo 2 comidas al día (o 3 como máximo).

Conclusión: el ayuno intermitente es espectacular. Yo dejé de preocuparme por la comida y por las calorías. Dejé de cocinar y lavar los platos todo el día. Además, me siento con mucha energía  y sin nada de hambre.

 

Beneficios del Ayuno Intermitente


Las principales ventajas ya las describí. Mencioné que se mejora la absorción de nutrientes así como también la capacidad de autocontrol; se reduce el hambre y al final comes menos calorías.

Pero los beneficios van mucho más allá de eso:

  • Aumento de la hormona de crecimiento (HGH): que promueve la pérdida de grasa y el crecimiento muscular. Éste estudio mostró que el ayuno produce aumentos significativos en ésta hormona tanto en hombres como mujeres (2,000% y 1,300% respectivamente)
  • Reduce el estrés oxidativo y la inflamación: Estudioestudio
  • Mejora la sensibilidad a la insulina y otros marcadores de salud: estudio
  • Reduce los triglicéridos en sangre: estudio
  • Mejora el colesterol en sangre: aumentando el HDL, disminuyendo el LDL y sobre todo el VLDL (el realmente peligroso). Estudio, estudio
  • Promueve la autofagia celular: mecanismo por el cual nuestras células se reciclan (estudio)
  • Es bueno para tu cerebro: ya que promueve la autofagia neuronal (estudio) y mejora la plasticidad neuronal (estudio)
  • Previene la formación de tumores: por reducción del IGF-1, que promueve la proliferación celular (estudio)

¿Por qué tantos beneficios?

Probablemente la respuesta esté en nuestra evolución como especie. El ser humano evolucionó en un ambiente que se caracterizaba por la escasez de alimentos, por lo que es muy probable que alternar períodos de ayuno con períodos de alimentación sea más acorde a nuestra biología que comer durante todo el día. Para entender mejor lo que digo, te invito a leer sobre la importancia de la evolución en tu salud y tu cuerpo (parte 1, parte 2).

 

¿Quieres saber más?


Si te gustó el artículo y quieres saber más sobre el tema, como:

  • Mitos del ayuno
  • Por qué ayunar
  • Cómo practicar el ayuno intermitente
  • Otros protocolos
  • Consejos y trucos

Te recomiendo esta excelente guía sobre ayuno intermitente que te puede cambiar la vida.

ai-portada-3d-364px

Ayuno intermitente: deja de hacer dieta y empieza a vivir

Publicado en Alimentación

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *