Saltar al contenido →

¿Quieres cambiar tu cuerpo? Cambia tu mente

Mucha gente se propone cambiar su estilo de vida para mejorar su cuerpo. Esto siempre incluye realizar cambios en nuestra alimentación y actividad física.

Pero como hablé en éste artículo la mayoría de la gente fracasa en sus objetivos. La falta de un propósito claro, de conocimientos y/o motivación facilita el abandono de los objetivos.

Yo quiero enseñarte que para cambiar tu cuerpo primero debes cambiar tu mente. ¿Por qué?

Porque cualquier acción que nos provoque mucho esfuerzo es insostenible a largo plazo.

Debes encontrar una manera de que el cambio de vida no te suponga un esfuerzo. De lo contrario, fracasarás. Si ya lo intentaste varias veces y fracasaste, no te preocupes. Podés lograrlo.

Para lograr resultados es imprescindible que los cambios formen parte de tu identidad. Que sean parte de tu vida, y dejen de ser un esfuerzo.

Cómo cambiar tu mente


Antes que nada, deberías seguir estos pasos

  • Planteate un objetivo claro: Es decir, el objetivo debe ser preciso y cuantificable. Por ejemplo: bajar 10kg antes de una fecha determinada, o aumentar 5kg de masa muscular para el próximo verano. Cuando se establece un objetivo preciso, éste deja de ser una simple idea en el aire y pasa a ser un reto: un desafío a cumplir con una fecha límite.
  • Investiga: Debes elegir la actividad física que más se adecúe a tus objetivos, y mejorar tu alimentación. No creas en la palabra de nadie, debes investigar y llegar a tus propias conclusiones. Sé objetivo y crítico a la hora de analizar la información. El saber te da la capacidad de tomar decisiones, y el hecho de estar continuamente investigando hace que los nuevos hábitos se vayan instalando en tu identidad.
  • Ponete en acción: Nada que agregar a esto. No pierdas tiempo, hacé lo que tengas que hacer: si ya planificaste tu dieta, comienza. Si ya elegiste tu actividad física, también.
  • Rodeate de gente que tenga tus mismos objetivos: Busca algún amigo o conocido para que te acompañe en este camino. Forma tu “tribu”. Todo es mucho más fácil si te sentís incluido en un grupo que tenga las mismas ambiciones que vos.
  • Mantente en la línea. Como ya hablé en éste artículo sobre cómo cumplir tus objetivos, no se trata de hacer todo perfecto. Se trata de mantenerse en la misma línea el mayor tiempo posible. El camino tendrá obstáculos y desvíos. No será fácil. Pero debes mentalizarte en seguir siempre la misma línea.

Los pasos anteriores son casi obligatorios para cambiar tu mente y convertir tu nuevo estilo de vida en tu identidad. No te voy a mentir: al principio va a ser difícil, ya que pondrás a prueba tu fuerza de voluntad. Y no es fácil luchar contra ella.

Por eso, te presento un concepto clave para ganarle a la fuerza de voluntad.

 

Debes hacerte bueno en algo


rey

Es fundamental este punto: elige una actividad física o un deporte, y hazte bueno en ella.

Te voy a contar lo que me sucedió a mí.

Mi historia:

  • Yo nunca tuve motivación para hacer ningún tipo de actividad física. Todo lo que empezaba lo abandonaba a los pocos días. Cansado de esta situación, un día decidí empezar boxeo y me prometí ser constante.
  • Al principio era dificil: intentaba mantenerme disciplinado, y luchar contra mi fuerza de voluntad. Me plantee que debía seguir, que no debía fallar. Por momentos iba sin ganas, pero iba.
  • Pero un día, sucedió algo: sentí que era bueno en lo que hacía. Sentí que tenía el control de mis movimientos. Sentí que era coordinado y que poco a poco iba ganando destreza. Poco a poco me destacaba. Eso cambió por completo mi mente.
  • A partir de ese día, ir a los entrenamientos era lo que más me gustaba. Estaba lleno de motivación e inspiración. El entrenamiento dejaba de ser una obligación y pasaba a ser algo importante en mi vida. Algo que quería hacer.
  • El entrenamiento dejó de ser un esfuerzo. Le gané a la fuerza de voluntad.

No sabes cuan importante es esto. Hazte bueno en algo, y verás la diferencia.

Cómo hacerte bueno en algo

Elige algún deporte o actividad física, y entrena con la mentalidad de intentar ser el mejor.

Por ejemplo: proponete dominar los ejercicios corporales que muestro en éste artículo y llegar al máximo nivel en todos ellos. 

Sea lo que sea que elijas, practica hasta que seas bueno. Hasta sentir que sos el mejor. De ésta manera, la actividad pasará a formar parte de tu vida.

Cuando esto suceda, ir a entrenar ya no será un esfuerzo y pasará a convertirse en el mejor momento del día.

Pasarás de ser un novato a ser aquella persona a la que sus amigos acudirán cuando necesiten consejos. Serás un ejemplo.

Cuando eso suceda, habrás cambiado tu mente para siempre. Y con ella tu cuerpo.

¿Quieres aprender a cambiar tu cuerpo?


Regístrate y recibe una guía gratuita sobre cómo empezar a cambiar tu cuerpo. Te diré los pasos que debes seguir para cambiar tu vida.

Publicado en Mentalidad

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *